Casas y apartamentos en venta y de alquiler - BuscomiCasa

Compre la casa correcta

Las necesidades de la familia son el punto clave para determinar el lugar ideal donde conformar su hogar.

Foto con fines ilustrativos

Mientras revisa catálogos y revistas en busca del modelo ideal para su vivienda, piense en los gustos y actividades de su familia, pues una estructura puede tener el estilo perfecto pero no satisfacer sus necesidades.

Tanto la necesidad inmediata como la visión que tenga a futuro son importantes a la hora de comprar, especialmente si usted elige una zona en la que planee vivir de forma permanente.

Si por el contrario piensa vivir los primeros años en un lugar y luego mudarse, los planes a corto y mediano plazo son los importantes.

“Hay que elaborar un proyecto de vida y plantearse; ¿cuáles son los planes de vida en mi futuro inmediato? ¿Vive en familia, tiene hijos o lo está planeando? Y, de ser necesario, puede ser muy provechoso involucrarles en una decisión que es importante para todos”, dice Karla Quevedo, directora comercial de Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios.

 

¿Cómo debe ser la casa?

De la cantidad de personas que habitarán en esa casa que piensa adquirir, dependerá el número de habitaciones.

“Desde el ciclo vital normativo, es importante destacar que los espacios habitacionales hay que delimitarlos, pues es necesario que exista el espacio de pareja que se da en el dormitorio, el espacio fraterno como salas de televisión o dormitorios compartidos y el espacio familiar que tiene lugar en el comedor y en la sala, todo esto propiciará el vínculo”, explica la psicóloga Cynthia Moya.

Adicional a los dormitorios, piense en los aposentos que necesitará para crear espacios tranquilos o de diversión; por ejemplo, sala de televisión, estudio y terraza.

¿Planea poner una oficina para trabajar desde el hogar? Si es así, decida cuidadosamente la distribución que dé a cada espacio, esta no podría ubicarse a la par de la sala de TV, ya que podría interrumpir su concentración.

La cantidad de miembros en su familia también determinará qué tan amplia pueden ser la sala y la cocina, por ejemplo, cuantas más personas cohabiten, más grandes deben ser los muebles como el sofá y el comedor y, por ende, los espacios a crear deberán ser más amplios.

 

No solo es cuestión de estilo, los diseños y acabados constituyen apenas la parte estética.

 

Por Wendy Mata

Compartir

Buscar Noticias